Después del parto, empezaré.

Se recomiendan sesiones de rehabilitación perineal, a partir de las seis semanas posteriores al parto. Antes de cualquier rehabilitación, es recomendable realizar una valoración perineal para valorar el estado muscular del perineo. Realizado por un ginecólogo, una partera o un fisioterapeuta, consta de un examen clínico y una serie de preguntas.


Después del parto, es el momento privilegiado de conocer al niño, el cansancio muscular, los dolores articulares y otras patologías se despiertan y en ocasiones pueden interrumpir este período. El uso de Waff ayuda a combatir el dolor articular, en particular el dolor lumbar (50% de las mujeres) y las contracturas musculares.


Trucos:

El uso de WAFF complementa la atención médica si existe y promueve las condiciones para una rehabilitación verdaderamente útil y eficaz.


Nuestras referencias:

  1. Soluciones instantáneas, reconocidas por profesionales en ginecología obstétrica.